Mediciones en vertidos desaladoras

Portada > Mediciones en vertidos desaladoras > Campañas de medidas

Campañas de medidas

Campañas de medidas



Teniendo en cuenta los inconvenientes de las medidas en la naturaleza pero valorando la valía de la información que aportan, se ha optado por planificar un conjunto de ocho campañas de medida: dos para cada uno de los sistemas de vertido cuyo estudio en campo cercano ha sido propuesto. En todas las campañas se tomarán medidas además en puntos alejados del vertido para que puedan validarse también los resultados correspondientes al campo lejano.

El objetivo fundamental de cada campaña será conocer el campo de salinidades en la zona de influencia del vertido correspondiente a cada modo de vertido considerado y el valor de las variables que caracterizan la situación. Para ello se seguirá la siguiente metodología:



a) Selección de una planta en funcionamiento correspondiente a cada uno de los modos de vertido contemplados para la simulación física. De momento está prevista la desaladora del Canal de Alicante para caracterizar el tipo de vertido en playas y la de Valdelentisco para un vertido de tipo sumergido con tramo difusor. Además se realizarán 4 campañas de seguimiento de estaciones desaladoras en el Mediterráneo y otras dos en desaladoras de Canarias.

b) Contacto con el operador de la planta para comunicarle la fecha prevista para el seguimiento, confirmar que la planta estará funcionando normalmente y pedirle la información relativa a los datos de operación (caudales y salinidades de la toma, del efluente y, en su caso, de predilución) y a las características del sistema de vertido.




c) Estudio de la batimetría de la zona y de la geometría del dispositivo de vertido. Una batimetría de gran resolución es muy importante para el campo lejano.

d) Planificación de una primera red de puntos de medida en función de la información disponible. No obstante, esta red podrá modificarse y ampliarse si así lo aconsejan los datos que se vayan obteniendo durante la propia campaña. Naturalmente, para la segunda campaña en el mismo emplazamiento se podrá afinar mucho más. El diseño se hará con vistas a identificar los límites de la zona afectada por el vertido y a conocer las diluciones alcanzadas en diferentes puntos de dicha zona, tanto en el campo cercano como en el lejano.








e) Medida de la corriente en el medio receptor. Se colocará un correntímetro autónomo cerca del fondo que mida y registre intensidad y dirección de la corriente durante toda la duración de la campaña.

f) Medida de conductividad, temperatura, salinidad y coordenadas (X,Y mediante GPS diferencial, Z mediante medición de la profundidad y el calado) en los puntos de la red de medida planificada y en aquellos otros que los propios datos obtenidos vayan haciendo aconsejable.

g) Medida conductividad, temperatura, salinidad y coordenadas en zonas de referencia no afectadas por el vertido pero suficientemente próximas para que puedan considerarse representativas de las condiciones que existirían en la zona de influencia si no existiera el vertido.